Sumérgete en la historia y la naturaleza de este encantador rincón de Albacete, donde hace cuatro siglos sus dos ríos dieron nombre al pueblo. Hoy en día, Villaverde de Guadalimar es mucho más que su pasado, es un paraíso para los amantes de la tranquilidad y la aventura.

Enclavado en una formación kárstica de 60 km² y 1600 metros de altura, Villaverde es el hogar de impresionantes dolinas y simas que filtran las lluvias y las nieves, alimentando la majestuosa cascada de más de 200 metros de altura que da origen al Río Mundo. Este privilegiado entorno natural es ideal para perderse entre arroyos y riachuelos, como el Arroyo de Fuente del Tejo, o ascender a los Picos de La Sagra y El Padrón para disfrutar de vistas panorámicas del Valle del Guadalimar.

Rodeado de exuberantes pinares y bosques frondosos, Villaverde de Guadalimar ofrece un refugio tranquilo para aquellos que buscan alejarse del bullicio de la ciudad. A solo unos kilómetros del pueblo, podrás relajarte junto a la Laguna de Arroyo Frío o pasear por el tranquilo Pantano de Arroyo Frío. Y no te pierdas la impresionante Cascada del Lago, donde el Río Mundo desciende en una serie de cascadas y pozas cristalinas, creando una atmósfera relajante y apacible.

No dejes pasar la oportunidad de explorar el Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima, un tesoro natural que te dejará maravillado con su biodiversidad y paisajes únicos.

Ven y descubre la magia de Villaverde de Guadalimar, un destino donde la naturaleza te espera en cada rincón.

Para acceder al aparcamiento de los Chorros hay que hacerlo entre las 9 a 17h. Límite de salida de vehículos 18h.